stock-footage-close-up-of-chef-hands-cooking-and-preparing-asian-food-and-sushi-in-restaurant-kitchen-rack-focusCada mercado responde a la región en la que se encuentra, al igual que su creatividad. No es lo mismo lanzar un detergente en Latinoamérica que en Australia o, en este caso, en Asia. Es en esa región en específico en donde la publicidad mantiene un perfil llamativo, colorido, incluso incoherente (basta ver los comerciales más locos de Japón en YouTube). Pero, ¿Qué hay del BTL? ¿Serán sus acciones tan curiosas como su ATL? ¿Cómo serán sus happenings, flashmobs, activaciones? Para muestra basta un botón o, mejor dicho, un ejemplo de cómo hacen las cosas en Corea del Sur

Para la marca Chungjungone, que al parecer es una marca de aceites y aderezos, no existe nada igual que un buen sampling. Si, la clásica demostración en donde personal de la marca aborda al consumidor en alguna plaza comercial y la invita a conocer el producto de una forma muy tradicional, la cual es preparar un platillo a su  gusto, obviamente con los productos de la marca.

Mientras el consumidor está concentrado en preparar un delicioso platillo, es cuando el equipo de producción convierte una simple activación en un happening… no, en un flashmob… no, en un reality show… Lo mejor del caso es que el target lo ignora por completo hasta que llega el momento de la sorpresa.

 

No sólo es una acción sencilla que se entiende a la perfección (con todo y que el video no cuenta con subtítulos en inglés ni en español), sino que, además de sorprender al público con un show totalmente inesperado, cierran la experiencia al obsequiarle producto personalizado al consumidor.

Un trabajo como éste requiere gran coordinación, planeación, ingenio y, sobre todo, de un cliente que confía en su agencia creativa (Innored, en este caso) para convertir una acción tradicional del BTL en un caso de estudio que ya rebasó las 2 millones de vistas en YouTube.

Información vía Creative Guerrilla Marketing.