NIKE_FREE_BOX_insideEn la industria del mkt importan muchas cosas, pero una de las principales es vender. Y no importa si tienes mejor campaña de publicidad en la historia del universo o la estrategia de medios más fregona en la historia, si tu producto falla en ser atractivo para el consumidor (sobre todo en el punto de venta), puedes despedirte de todo el impacto positivo que creaste en el posible comprador. Por ello, las marcas se han dado cuenta que no basta con que se vea bonito en el anaquel, sino que tiene que brindarle valor, tanto al artículo como al consumidor. Ya conocemos resultados fascinantes como el caso del KitKat Mail, por lo que ahora les mostramos otro ejemplo en donde la forma vive en armonía con el fondo del producto. 

Para seguir con la tendencia de la flexibilidad, Nike no sólo promete que sus tenis son los más flexibles del mercado (como lo hicieran hace un año con la Nike Free Store 5.0), sino que lo demuestra el desempeño del producto a los ojos del consumidor.

Las cajas en las que es entregado el producto son más pequeñas de lo normal (sólo ocupan 1/3 de su tamaño), pues los zapatos están doblados de manera imposible, con lo que se compactan hasta la mitad de su longitud. Esto sería imposible para cualquier otro producto similar.

Y no sólo muestran una gran flexibilidad en su material, sino que también explotan el lado sustentable de la acción, pues el uso de cartón en el empaque disminuye considerablemente. Sin duda es un gran elemento que ayuda a que el producto se coloque en el top of mind del consumidor, sobre todo en quienes buscan los materiales más resistentes al momento de realizar alguna actividad deportiva.