Conetto-Cupidity-460x250Una de las tendencias más exitosas de los últimos años es vincular una marca con una emoción. Esa combinación exitosa que genera un posicionamiento único con el consumidor es el santo grial de todos y cada uno de los productos y servicios que se encuentran allá afuera, en revistas, parabuses, espectaculares, TV, radio, internet, BTL. Un impacto es importante, generar una experiencia también lo es, pero que una emoción ligue al consumidor con tu producto es el momento cumbre para cualquier persona en la industria de la publicidad y el marketing. Afortunadamente contamos con varios ejemplos de esta vinculación, lo cual nos dice que no es una tarea imposible… aunque sí es complicado.

Coca-Cola se adueñó de la felicidad, mientras que Apple le otorga “estatus” a quienes cuentan con alguno de sus dispositivos. Por ello, Cornetto decidió hacerse de otro de los sentimientos más poderosos e universales en el planeta, por medio de cortometrajes.

 

Cupidity es el nombre de esta acción, la cual consiste en varios cortometrajes en los cuales se relatan historias simples y cotidianas, pero llenas de emoción y de “ese” elemento que hace única a la marca. Con la frase “amarás el final”, vinculan al episodio con el producto (quien haya probado un Cornetto lo entenderá) de una forma concreta y contundente.

Mofilm y Ridley Scott Associates son los responsables de realizar estas historias y de hacerlas una realidad, mismas que son distribuidas de forma gratuita gracias a YouTube y a las redes sociales. A diez meses de su estreno, los videos cuentan con más de un millón de vistas y su viralidad continúa.

Sin duda este es un gran ejercicio digital que ayudará a la marca a vincularse con el romance, al mismo tiempo que posiciona al producto de una forma diferente ante el consumidor.