google_glass_runningNo importa si se trabaja en una agencia grande, pequeña, con prestigio, perteneciente a una red internacional, independiente… lo que importa son las ideas que se generan dentro de sus paredes. Una persona que se pasa el tiempo pensando en nuevas formas de compartir ideas, de comunicarlas, debe tener a la mano siempre un lápiz y papel (o, en estos tiempos, un dispositivo móvil) en donde pueda escribir, dibujar o dejar plasmadas esos destellos que llegan – a veces – en los momentos menos esperados. El ejercicio creativo jamás termina y, mientras más lo realices, mejores resultados obtendrás en un futuro cercano. 

Afortunadamente ya existen entidades que se encargan de darle un empujón creativo a los pensadores comerciales de nuestra época. Tal es el caso de la Miami Ad School, institución que centraliza las mentes más sobresalientes de la publicidad y la mercadotecnia en el ámbito internacional, los pone delante de personas hambrientas de conocimiento y es entonces cuando todos esos años de peloteo, pensamiento estratégico e ideas surgen para alimentar las neuronas de los creativos del mañana.

 

Un ejemplo de su trabajo es el que crearon sus estudiantes al mezclar a la marca Nike con el proyecto Google Glass, el cual sería un excelente compañero para cualquier persona que le gusta salir a correr. Es, más que nada, la evolución natural de todas esas app que existen para los teléfonos celulares, en las que miden los kilómetros, velocidad y calorías quemadas, sólo que llevado al ámbito visual, gracias a los lentes de Google.

Este ejercicio es simple, sencillo, obvio, pero lleno de creatividad. Fue ingeniado por estudiantes de la Miami Ad School, campus Europa y con ello dejan una prueba fehaciente de que las ideas del mañana están en muy buenas manos.