HT_lakemaid_beer_drone_delivery_sk_140131_16x9_992Con los avances en cuanto a tecnologías en comunicación, el proceso de compra se ha modificado de una forma radical. Antes, había que hacer tiempo para viajar hasta el punto de venta e invertir minutos (a veces, hasta horas) para encontrar “eso” que buscamos o “aquello” que nos enamore. Hasta que llegó el internet, cuya practicidad se ve reflejada en lo sencillo que es adquirir casi cualquier tipo de producto o servicio vía una página web, una app o un simple clic. Obviamente, el siguiente paso sería el proceso de entrega, en donde habría que optimizar tiempos, combustible y horas hombre. ¿Qué solución encontraron las empresas? Los drones

Amazon es una de las primeras firmas que ha hecho un excelente negocio del internet y, al mismo tiempo, comenzó a emplear a estas pequeñas maquinas voladoras para realizar las entregas de sus productos. Obviamente existen personas que critican este proceso, pues se pierden empleos. Pero, por otro lado, se acortan los tiempos de entrega, se ahorra en combustible y, sobra decirlo, el ver a un drone volar con un paquete es algo que en el futuro será muy normal, pero hoy llama muchísimo la atención.

 

Por ello, la firma Lake Maid Beer decidió utilizar esta técnica de entrega en los Estados Unidos. Los consumidores llamaban a su bar de confianza, dictaban sus coordenadas y, en cuestión de minutos su pedido era entregado por uno de estos curiosos drones.

Sin duda, en épocas de frío es una excelente opción, ya que así no sólo se ahorra en combustibles y tiempo, sino que se evitan accidentes y el consumo no se detiene por el frío. Es una buena idea que ya veremos en qué otras formas podrán darle utilidad dentro de la comunicación comercial y servicio al cliente.