the-chase-volvo-Ciudad-RodrigoCuando vas a adquirir un auto, no existe nada tan convincente como una prueba de manejo. Con ella, el consumidor pone a prueba su alcance, resistencia, potencia, caballos de fuerza, manejabilidad, etcétera. Es algo tan común en el marketing automovilístico que ya forma parte fundamental de la experiencia de compra de un auto. Pero, ¿Y qué pasa cuando lo que se necesita es un transporte con mayor potencia y capacidad de carga? ¿De verdad existe una prueba de manejo que deje en claro el poder y la potencia de un camión de carga? 

Volvo se dio a la tarea de buscar la mejor forma de comunicarle a sus consumidores que no sólo fabrica autos fuertes, sino que también su línea de transporte puede con las tareas más complicadas e inverosímiles. ¿De qué forma? Con una participación especial durante la temporada de los festejos a San Fermín. Más específicamente, con un encierro que involucra varios valientes que corren para salvar sus vidas, una docena de toros que corren a toda velocidad y caminos angostos, típicos de un pueblo tradicional español.

 

El resultado es una prueba de manejo intensa y llena de incidentes menores, pero ninguno de éstos involucra al transporte, el cual salió triunfal del encierro y con algunos pasajeros de más. Ésta es una forma interesante y poco convencional con la que Volvo realiza sus esfuerzos de comunicación, pero al mismo tiempo, es única.