descarga

Para los gerentes de marca, vincular su producto o servicio a un sentimiento o movimiento es uno de los más grandes logros que puede lograr. Y es, al mismo tiempo, una de las cosas más complicadas de conseguir en la industria de la mercadotecnia. Se necesitan años de planeación estratégica, comunicación, inversión y presencia constante en todos los medios para que la gente esté informada al respecto. Afortunadamente contamos con varios ejemplos que, temporada tras temporada, dan cátedra de cuál es el camino que deben seguir los grandes anunciantes para marcar pauta al momento de vincularse con conceptos tan intangibles pero importantísimos como la felicidad

Coca-Cola vuelve a hacerlo, una vez más. Pero, en esta ocasión, cambia totalmente un ambiente urbano para ofrecer una experiencia natural. Con el apoyo de la agencia Wieden + Kennedy, la firma colocó pasto artificial en una plaza pública y colocó una máquina expendedora de bebidas en el centro. La condición de compra para  todos aquellos que quisieran una bebida era tan sencilla como quitarse los zapatos y disfrutar de un día de campo en medio de la ciudad.

A esta acción se le agregó un árbol con guitarras, camisas y mochilas, entre otro material promocional que era entregado a los consumidores que se relajaban cinco minutos.

Con acciones como ésta, no es de extrañarse que Coca-Cola se mantenga dentro de los primeras 5 marcas más valiosas en los últimos años.

Información vía Creative Guerrilla Marketing.