Aparecer en una pantalla gigante, aunque sea sólo por unos segundos, es una experiencia gratificante para los consumidores. Sobre todo si ésta se encuentra en un sitio que es frecuentado por miles de personas, como un estadio, una estación de trenes o en un centro comercial. La frase que dijera Andy Warhol “en el futuro, todos tendrán sus 15 minutos de fama”, cobra sentido de una forma muy divertida gracias a esta acción.

Inspirados por lo que logró Axe en la estación central de Nueva York, la agencia Altheim colocó una pantalla gigante en un punto con gran afluencia en Buenos Aires, Argentina. Por medio de realidad aumentada y con el apoyo de varias consumidoras, mostraron los efectos de aplicarse el producto de forma adecuada. Los divertidos resultados llamaron la atención de consumidoras, target y público en general.

Este esfuerzo duró cuatro días, en los que cientos de consumidoras interactuaron con animaciones y personajes que no estaban ahí, pero se prestaron para jugar con la marca y generar contenidos de entretenimiento.