Desde que la disciplina del BTL comenzó a tomarse en serio en el ambiente de la publicidad y la mercadotecnia, han sido muchos los ejemplos de cómo esta herramienta cambia nuestra perspectiva de lugares comunes y corrientes en medios de comunicación no tradicionales para una marca.

Y tal vez por eso es que nos guste tanto ver ejecuciones BTL.

Como en este caso. Para una marca de pizzas, un elevador se convierte en el pretexto perfecto para activar a los consumidores y darles una sorpresa.

Lo de hoy es darle a los consumidores una experiencia que jamás olvidarán. Con acciones como esta, la marca cumple con el objetivo de ofrecerle al consumidor una vivencia diferente y un aproach diferente con su producto.

Información vía Ads of the world.