Desde que el internet forma parte fundamental de las estrategias de comunicación de marcas, empresas, agencias, etc., nos hemos dado cuenta de que existen fechas en las que el usuario hace a un lado su ordenador y sale al “mundo real”, a despejarse de sitios web, redes sociales, métricas, excel, etcétera.

Pues, con mucho ingenio, imaginación y un excelente trabajo de producción, Toyota decidió invadir un recorrido de ciclismo y convertirla en un recorrido web interactivo. Su resultado es impresionante.

Si el usuario no entra a la web, la web va al usuario.

Vía Ads of the world.