El fin de una campaña social es, además de generar conciencia sobre una situación que involucra la salud de las personas, es ayudar a recaudar fondos para apoyar a los necesitados.

Estos factores fueron comprendidos a la perfección por la agencia Lua Propaganda, en Brasil, quienes reunieron el tradicional bowl en donde el consumidor donaría el cambio sobrante de una ida al súper mercado.

La diferencia radicó en el diseño del empaque y el copy, los cuales hicieron la diferencia y atrajeron más gente y donaciones de las esperadas.

Vía Ads of the world.