party-playaLuces, música, gente, DJ, VJ, bailarines, pantallas,, bebidas, máquinas de vapor, leds, laser… un sinfín de elementos audiovisuales que brindan una experienca en conjunto. Al menos, ese es el propósito de producir un evento de este tipo. Pero el elemento sorpresa, el que atrapa y encanta al consumidor, tiende a perderse entre tanta parafernalia, sobre todo en un evento organizado por una marca.

Este elemento representa un reto interesante para los departamentos creativos de las agencias, pues deben encontrar un buen hilo conductor que sostenga la acción, ligado a la marca y que, además, impacte al cliente, así como al público en general.

¿Aceptas el reto? 

Un ejemplo que nos da TribalDDB es pensar fuera de la caja. Si, en una fiesta organizada por una marca  de cerveza, la botella debe ser la protagonista de la misma. No un DJ, no un show de luces, no una aplicación pata smartphones, twitter o facebook; al mismo tiempo, debe mostrarse actual y en tendencia, de forma que impacte a nuevas generaciones.

¿Qué solución propuso la firma? Leds. ¿Otra vez? Si. Pero esta vez, integrados en todas las botellas. ¿Su función? Interactuar con el consumidor a través del movimiento cuando toma un sorbo, cuando brinda con sus amigos o cuando la deja sobre la mesa.

El resultado visual, tal y como se vio durante el Milan Design Week, es espectacular. El bonus es que esta botella no se quedará en la memoria colectiva como un artículo promocional, sino que saldrá a la venta próximamente.

Gran idea de la agencia europea  que ratifica un concepto básico dentro de la industria, keep it simple.

what if we go beyond

Vía Creative Guerrilla Marketing.