Las playas brasileñas son de las más famosas del mundo, con miles de turistas al año que pasean y disfrutan de esa hermosa postal.

Por ello y con el pretexto de los calores de verano, Sprite decidió impactar a los consumidores en las playas de Río de Janeiro con un ambient que, si bien es algo que no ofrece nada nuevo en la zona, su presentación le da al clavo en cuanto a impacto y relacionamiento con la marca.

what if we break the rules