Actualmente, si usted es la cabeza de una empresa y ésta no cuenta con un sitio web, usted se encuentra en problemas. En la era de las comunicaciones, cuando toda la información se encuentra a un clic de distancia y los medios digitales han alcanzado una penetración tan alta en todo el mundo, es muy osado no tomar en cuenta que internet es un escaparate con alcance global.

De acuerdo con la AMIPCI, en México ya casi somos 40 millones de personas las que contamos con acceso a internet en sus hogares. Si sumamos a los millones más que cuentan con dispositivos móviles que se conectan a la red (celulares, agendas, tabletas).

Seguramente me dirá cosas como “el internet está sobrevalorado”, “no existen ventanas de oportunidad para mi negocio en la red” o, de plano, el típico “internet no me funciona”. Todas las opiniones son válidas, pero la mayoría de estas frases las dicen personas que poco o nada saben de la red, ya sea porque tienen otro tipo de hábitos o están acostumbrados a la vieja escuela.

Permítame decirle que, sea usted o no un apasionado del marketing digital, sea o no un internauta promedio, el que su negocio cuente con presencia en la red debe ser prioridad por las siguientes razones:

–          Información. Por medio de su página de internet usted puede ofrecer sus productos o servicios como a usted le plazca. Una vez que adquiera un dominio (que no requieren de una inversión millonaria]), el único límite en cuanto a diseño e información depende de usted. Su página puede ser tan extensa o tan precisa como a usted se le antoje.

–          Cercanía. Internet se ha vuelto un referente de consulta en todo el mundo, ya que toda la información – o casi toda – se encuentra en él. Y una vez que Google comienza a indexar las palabras clave de su website, es aún mucho más fácil que lo encuentre quien requiera su producto o servicio.

–          Inmediatez. Aún existen medios de comunicación que no cuentan con canales digitales adecuados. Esta es una pésima decisión de negocios, pues su tarea es la de informar, en tiempo y forma. En plena era de las comunicaciones, una empresa noticiosa no puede darse el lujo de imprimir noticias que perdieron relevancia hace dos horas.

–          Innovación. Es muy común encontrar sitios de empresas especializadas en tecnología, cómputo, medios de comunicación y empresas. Pero también existen sitios que brillan por la manera tan original con la que utilizan la herramienta.

–          Estar ahí. Ya sea por imagen, estrategia,  moda, porque se ve bonito, porque quiere experimentar, porque todo el mundo lo hace, por no dejar. Existen miles de razones para que le dedique presupuesto a una inversión que le retribuirá en imagen, exposición de marca y, ¿Por qué no?, en más negocios.

El mundo le pertenece a los que se atreven y el internet es lo suficientemente grande para albergarnos a todos. Habrá quien crea que no lo necesita o que todo lo relacionado a la web representa un gasto inútil. Allá ellos. Reitero, el mundo le pertenece a los que se atreven.