Las personas, las tradiciones, las culturas, la tecnología evolucionan todos los días. De igual manera lo hacen los conceptos y estrategias del mundo del marketing y la publicidad. Sería imposible predecir ese futuro de forma cierta, pero siempre podemos especular o, al menos, dar rienda suelta a nuestro ingenio e imaginación para generar una idea de cómo se presentaría ese futuro. Por ejemplo, sería fantástico predecir las tendencias, acciones y estrategias la mercadotecnia del mañana. 

Por ejemplo, las tendencias sustentables que han adoptado cientos de compañías en todo el mundo podría ser el principal indicador de que todas las publicaciones y medios de comunicación operarán en forma digital, ya que los impresos y el papel serían destituidos por dispositivos que actualicen su información gracias al internet.

Quizás, en este mundo en donde toda la información se encuentra a la mano, la publicidad se presenta cuidadosamente segmentada con anuncios y displays capaces de identificar personas, gustos o hábitos de consumo. Incluso pudieran transformarse en función del tipo de servicios o productos que más nos interesen.

Los ejecutivos, comerciales y empresarios podrían prescindir de las tradicionales tarjetas de hoy en día que serán sustituidas por avanzados dispositivos digitales del mismo formato y tamaño capaces de intercambiar información personal o almacenar la de otros con tan sólo con mantenerlas unidas durante escasos segundos. 

El marketing móvil y la telefonía habrían evolucionado hasta convertirse en dispositivos capaces de ser implantados de forma inocua, de manera que el consumidor utilice lentes de contacto especialmente diseñados para recrear un interface de sus servicios, opciones y acceso a sus datos. De esta manera, serán capaces de mostrar información o anuncios relacionados con aquellos lugares cercanos a la situación geográfica o el lugar donde nos encontremos. Sumado a eso, tendría la capacidad de almacenar e intercambiar información con otra serie de dispositivos quizás aún no inventados, tal y como fue expuesto por Nills Müller, CEO de TrendONE, durante el evento IABConecta que tuvo lugar durante el 2009.

Asimismo, nuestros ordenadores estarían diseñados para crean una vinculación total entre la máquina y el perfil del usuario. El marketing online del futuro tendría la capacidad de interactuar y comunicarse con otros soportes digitales, de forma que cuando realicemos nuestras compras, nuestro computador personal analizará nuestras acciones y podrá sugerirnos nuevos productos relacionados y empresas especializadas a través de las cuales realizar nuestras compras de forma online.

Tan sólo recordemos cómo se hacía publicidad hace 30 años y cómo la llegada del internet y el celular cambiaron la manera y la forma de hacer comunicación comercial. ¿Quién sabe? En un futuro no muy lejano podría publicar estas columnas en tiempo real y desde cualquier parte del mundo.