El uso de redes sociales y la gran difusión de cualquier cantidad de información en la web de principio es positivo porque permite la comunicación de conceptos, ideas, líneas de pensamiento, etc. En nuestro medio es muy enriquecedor, ya que abre posibilidades para la concepción de conceptos y de nuevas formas de ver “el vaso medio vacio o medio lleno”.

Si bien es cierto que no hay nada nuevo bajo el sol y que internet cada día se acerca más y más a ser la fuente de ideas inagotable por excelencia, debemos  tener mucho cuidado con la forma en la que creamos nuestras propuestas.

Al tomar algo como inspiración, tenemos la obligación que esto dé como resultado propuestas diferenciadoras, que finalmente aporten una idea distinta a nuestro medio.

De no hacerlo así corremos el riesgo de caer en burdas copias de campañas exitosas, que a la larga nos perjudican a nosotros y, lo más importante, a nuestros clientes.

No es malo tomar inspiración de grandes ideas para concebir otras. Utilicemos las herramientas con las que contamos en la actualidad para enriquecer nuestro medio y generar campañas que a su vez sean modelo de inspiración para otros.

Les dejamos un ejemplo que seguramente fue inspirado gracias a YouTube y que también gracias a este medio se está difundiendo ya, como un “plagio” creativo.

Original:

Copia: